jueves, 5 de octubre de 2017

Agosto, Septiembre y Octubre:

meses intensos, algo dolorosos y llenos de citas médicas



Primero os hablaré de las cosas buenas, porque exprimir limones ya se me da de vicio y siempre prefiero quedarme con lo bueno 😉.  

_Agosto: 

1. Celebración de mi undécimo aniversario de bodas.

2. Sorpresa de mis amigas de toda la vida por mi 40 cumpleaños.

Me grabaron un divertido vídeo tuneando la canción de Amaral “Son mis amigos”, que risas nos pasamos, también hubieron muchas lágrimas de emoción. Además me regalaron una pulsera muy chula en la que pone “por encima de todas las cosas” y el nombre de todas. La foto inicial de este post es de ese momento, son todas las que están, pero no están todas las que son.

3. Momentos vividos con la familia y los amigos: fiestas de nuestros pueblos,...

_Septiembre: 

1. Revisiones médicas pasadas con éxito, la enfermedad está en remisión 😁.
2. Más momentos vividos con la familia y los amigos: Feria de Albacete,...
3. Boda de una de mis mejores amigas: Bea estabas radiante.


_Octubre:

1. De momento me encuentro bien.
2. Me voy de viaje a Navarra.
3. Participo el día 20 en Salud On Me 2017, si no hay contratiempos, espero que no).

Y, llega el momento de hablar de las cosas menos buenas:  

_Agosto: 

1. Fallecimiento de una amiga con metástasis de cáncer de mama a los 38 años; para que luego digan que este cáncer es de color rosa, cuando siguen falleciendo personas por él y somos ignoradas porque les rompemos las campañas de publicidad tan happies; pues existimos y representamos en general sobre un 20% de las pacientes con cáncer de mama, pacientes que también queremos vivir cuanto más tiempo mejor y con una calidad de vida decente.
2. Sufrí tres crisis de epilepsia, crisis que en dos ocasiones me hicieron terminar en el hospital de Albacete; puestos a ir al hospital, los voy probando poco a poco, a lo largo de España, en fin...
3. También sufrí el síndrome mano-pie (eritrodisestesia palmo-plantar) como efecto de la capecitabina, la quimioterapia oral que tomo, ¿recordáis? Hablo de ella en este post. 

Sobre la epilepsia ya hablé en un post anterior, por lo que, esta vez me gustaría hablaros del síndrome mano-pie (eritrodisestesia palmo-plantar):

1. El síndrome mano-pie es un efecto secundario de algunos tratamientos para el cáncer. El síndrome mano-pie genera enrojecimiento, hinchazón y dolor en las palmas de las manos y/o las plantas de los pies. A veces aparecen ampollas. Aunque es menos frecuente, el síndrome mano-pie a veces se produce en otras áreas de la piel, como las rodillas y los codos.  

2. Los síntomas del síndrome mano-pie. 

- Los síntomas del síndrome mano-pie leve o moderado incluyen los siguientes: 

· Enrojecimiento parecido a una quemadura solar. 
· Hinchazón.
· Sensación de cosquilleo o ardor.
· Sensibilidad al tacto.
· Tirantez de la piel.
· Callos gruesos y ampollas en las palmas y las plantas.
 
- Los síntomas del síndrome mano-pie graves incluyen:
 
· Agrietamiento de la piel o descamación.
· Ampollas, úlceras o llagas en la piel.
· Dolor intenso. 
· Dificultad para caminar o usar las manos.
 
3. Causas del síndrome mano-pie.
 
Algunos fármacos contra el cáncer afectan el crecimiento de las células cutáneas o de pequeños vasos sanguíneos en las manos y en los pies. Esto es lo que causa el síndrome mano-pie. Una vez que sale de los vasos sanguíneos, el fármaco daña los tejidos circundantes. Esto provoca síntomas que varían desde el enrojecimiento y la hinchazón a problemas para caminar.
 
Algunos fármacos tienen mayores probabilidades de causar síndrome mano-pie que otros. Los fármacos que pueden causar síndrome mano-pie incluyen:
 
Axitinib (Inlyta), Cabozantinib (Cabometyx, Cometriq), Capecitabina (Xeloda), Citarabina (Cytosar-U), Docetaxel (Docefrez, Taxotere), Floxuridina (FUDF), Fluorouracilo (5-FU, Adrucil), Idarrubicina (Idamycin), Doxorrubicina liposomal (Doxil), Doxorrubicina (Adriamycin), Sunitinib (Sutent), Sorafenib (Nexavar), Pazopanib (Votrient), Paclitaxel (Taxol), Vemurafenib (Zelboraf), Regorafenib (Stivarga).  
 
No todas las personas que toman estos medicamentos desarrollan síndrome mano-pie. La gravedad del síndrome mano-pie puede variar de una persona a otra. Incluso las personas que toman el mismo fármaco para la misma forma de cáncer pueden no tener los mismos síntomas.  

Pero yo lo he desarrollado 😓 y durante unos días casi no podía andar, tenía los pies inflamados y como quemados, luego era como si me clavasen agujas, sentía mucho ardor y se puso casi toda la planta negra, las manos igual y no podía casi utilizarlas, el dolor era intenso, tanto las manos como los pies se me han pelado enteros en la planta y la palma; aquí os pongo unas fotos de los inicios, en el siguiente post, en el continuaré con este tema (porque este post se va a hacer eterno), pondré más por si lo apreciáis mejor.
_Septiembre:

1. Continuaban los síntomas mano-pie.
2. Los ajustes de la medicación de la epilepsia me tuvieron un poco KO. 
3. Se me retrasó la quimioterapia, por los efectos secundarios del síndrome mano-pie, durante 15 días. 
4. Reducción de la quimioterapia al 80%, para evitar que se vuelvan a repetir los efectos secundarios.

_Octubre: lo dejo para próximos post, pero espero solo tener cosas buenas que contar y sino pues limonada. 

Bueno, termino aquí, que se ha hecho muy largo; no se puede acumular meses 😏. En el siguiente post, que no tardaré en publicar, os seguiré hablando de la eritrodisestesia.

Seguimos #HaciendoLimonada 

Fuentes: 

- Wikipedia
- Cancer.net

1 comentario:

  1. Querida Mayte, como te entiendo! Yo lo estoy sufriendo en una fase mínima, sin sensibilidad en dedos de manos y pies, sensación de hinchazón continua y inestabilidad al andar por las molestias en los pies...

    ResponderEliminar

Le informamos que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero cuya titularidad es Lazos contra el cáncer.

El usuario al mandar su comentario, declara haber leído y aceptar sin condiciones la política de privacidad, que se encuentra en www.lazoscontraelcancer.com/p/politica-de-privacidad.html, lo que implica el consentimiento expreso e inequívoco a la transferencia que de sus datos personales se pudiese realizar a prestadores de servicios ubicados en los Estados Unidos (E.E.U.U.), y que quizás no alcancen el nivel adecuado de protección de datos según la normativa europea.