martes, 11 de julio de 2017

Julio ha llegado

y un nuevo tratamiento he empezado.

Parece que le estoy cogiendo gusto a hacer títulos en forma de pareado últimamente, no hacen más que fluir 😜.

En fin, empiezo por el mes de junio, que no subí ningún post contándoos como me fue. En junio se me retraso una semana el inicio del sexto y último ciclo de taxol, porque tenía neutropenía, tenía los neutrófilos en 1.000. La semana de antes, que era la semana de descanso de tratamiento, me la pasé con un resfriado de aupa, por lo que el mes de mayo fue regular, entre el ataque de epilepsia y el resfriado. Así pues, empecé el sexto ciclo el 12 de junio y lo terminé el 26 de junio. 

Os confesaré que ese retraso no me vino muy mal, porque así me encontré mejor para viajar a Santander, que, como habéis visto en redes, participaba en el Congreso de la SEOR, en las jornadas de enfermería, en la mesa "Dando voz a nuestros pacientes". Y allí, en Santander, el 11 de junio, cambié de década, ya tengo 40 años 😁, todo un lujo poder seguir celebrando la vida después de 10 años conviviendo con un cáncer. 

En esta ocasión, al estar lejos de casa, mis acompañantes de celebración fueron mi marido Jose (con chaqueta azul), mi técnico de radioterapia Laura (esa chica guapa que está sobre mi hombro) y mi enfermero de radioterapia Jorge (con camisa blanca), gracias chicos por humanizar la sanidad; y que decir de mi marido, que es mi todo, y no escribiré más sobre él, quizás otro día, porque sino me dará por llorar y no terminaré este post.

Y, voy ya al mes actual, que este post se me va de las manos jeje.

¿Cómo han funcionado los seis ciclos de taxol? Bastante bien, en el PET/TAC de julio únicamente se ven ya unas pequeñas lesiones en el hígado, lóbulo izquierdo, el resto de lesiones han desaparecido, la actividad metabólica del tumor se ha reducido (las células cancerosas tienen un metabolismo acelerado con respecto a las células sanas y aparecen en las imágenes PET como “hipermetabólicas”, es decir, con un mayor grado de captación del radiofármaco que el tejido no-tumoral) y los valores tumorales están dentro de la normalidad.

Por tanto, siguiente tratamiento Capecitabina + Bevacizumab; el Bevacizumab