viernes, 6 de marzo de 2015

Cosmética natural y eco (I): libre de parabenos y siliconas.

Este es el primero de varios posts que escribiré sobre productos de higiene y cosmética natural y eco que llevo casi dos años usando. ¿Por qué estoy dejando los productos convencionales? Porque lo que está en juego es mi vida, y como para mejorar mi salud tenía que realizar cambios, incluí alejarme lo máximo posible de las sustancias tóxicas, además tras leer artículos y ver documentales no había dudas, aunque eliminarlos al 100% no sea posible. Empezamos.

Foto cortesía de Freedigitalphotos.net


La cosmética convencional está llena de  parabenos (METHYLPARABEN o E-218, ETHYLPARABEN  o E-214, PROPYLPARABEN o E-216, BUTYLPARABEN o E-209), parafinas (Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum, Petroleum, Glicol Propileno, Vaselina, Aceite Mineral), ftalatos (Dietilexiloftalato o DEHP, Butilbenziftalato o BBP, Dibutilftalato o DBP, Butildecilftalato o BDP, Diunddecilftalato o DUP, etc.), formaldehído (3-Diol, 5-Bromo-5-Nitro1, 3-Dioxane, Methenamine, Sodium Hydroxymethylglycinate, DMDM Hydantoin, Quaternium-15, Onyxide 500, Dimethyl Oxazolidine, etc.), polietilenglicol (PEG + un número, Sufijo TH (como Steareth o Laureth), DEA, MEA, TEA, nitrosaminas, aluminio, dioxano, butil hidroxitolueno (BHT)  y  butil Hidroxy Anisol (BHA), benceno, tolueno, bronopol, y un larguísimo etc.

Cada vez son más los estudios y las voces de profesionales que denuncian el impacto en nuestra salud de esas sustancias o ingredientes tóxicos o peligrosos con los que nos invade la cosmética industrial. Os recomiendo que veáis estos dos documentales:  

1. La noche temática:

http://youtu.be/5BcchP5VJZQ

2. Documental emitido por la cadena pública alemana ARD en la que se ponen al descubierto los “trapos sucios” de la industria de la cosmética:

http://youtu.be/FNe46Wjl0oI


La cosmética natural, en un sentido estricto, únicamente usa ingredientes orgánicos o de cultivo biológico y se libera de las sustancias químicas más agresivas. Y la cosmética ecológica, cumple todo lo anterior y además se basa en la utilización óptima de los recursos naturales sin emplear productos químicos de síntesis u organismos genéticamente modificados. Aquí tenéis un reportaje muy ilustrativo sobre estos productos:


3. La aventura del saber. Cosmética ecológica:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-aventura-del-saber/aventura-del-saber-cosmetica-ecologica/1305641/

En este último documental salen algunas de las marcas que utilizo, que como ya os enseñaré no son tan caras, y merecen la pena, porque suelen rendir mucho, y a la larga salen rentables. Comentaros que todos los productos y marcas que os recomendaré no suponen ninguna comisión para mí, por tanto, no tengo ningún interés personal en que adquiráis unos u otros, con esta serie de posts únicamente pretendo informar que existen productos de higiene y cosmética más saludables que los que encontramos en las cadenas de supermercados y perfumerías habituales.

Si os ha picado la curiosidad y queréis saber qué hay exactamente en los productos que tenéis en casa, fijaros en el INCI (International Nomenclature of Cosmetic Ingredients) de vuestros productos, podéis ver su origen, su función y su nivel de toxicidad, recurriendo a esta herramienta (pincha aquíque ha creado una periodista francesa, Rita Stiens, autora del éxito de ventas “La vérité sur les cosmétiques” (“La verdad sobre los cosméticos”). Es un motor de búsqueda que referencia todos los ingredientes usados en cosmética, está en francés, pero ha ideado un código en forma de emoticonos (y siempre podemos usar el traductor ;-P), que ilustran el nivel de toxicidad de cada producto. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Le informamos que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero cuya titularidad es Lazos contra el cáncer.

El usuario al mandar su comentario, declara haber leído y aceptar sin condiciones la política de privacidad, que se encuentra en www.lazoscontraelcancer.com/p/politica-de-privacidad.html, lo que implica el consentimiento expreso e inequívoco a la transferencia que de sus datos personales se pudiese realizar a prestadores de servicios ubicados en los Estados Unidos (E.E.U.U.), y que quizás no alcancen el nivel adecuado de protección de datos según la normativa europea.