sábado, 3 de mayo de 2014

Recidiva: esa maldita palabra


Hola a todas y todos, últimamente tenemos el blog algo abandonado, manteniendo nuestra actividad en facebook y twitter principalmente. 

Como sabéis, me operaron en agosto de 2013 y parecía que todo se quedaba en un susto, me estaba recuperando de la operación, había vuelto al trabajo y seguía con mi vida libre de enfermedad. Sin embargo, no ha sido así, 8 meses después y días después de correr la Carrera de la Mujer 2014 en Valencia, me han diagnosticado metástasis ósea múltiple del cáncer de mama, estando todavía por descartar la afectación de las meninges. 

Sin duda, es lo que menos me esperaba, otra vez la vida me da limones. Pero, como todos sabemos la actitud es lo más importante, y seguiré haciendo limonada.

En noviembre de 2013, en el Día de la Persona Emprendedora de la Comunidad Valencia, dí otra charla Ignite como ésta: Maite Montón haciendo limonada, que imagino que recordaréis, sin embargo, por problemas técnicos no se grabó y me gustaría compartir esas reflexiones con todas y todos vosotras/os aquí.

Como muchas y muchos he descubierto que no tenemos en el control de nuestra vida, ésta va por libre y cambia nuestro planes sin avisar. La falsa sensación de control que solemos tener o buscar, viene condicionada porque desde que somos pequeños nos animan a buscar siempre la felicidad huyendo del dolor, no nos educan para integrarlo como parte de la vida, ni siquiera la enfermedad, se supone que si seguimos ciertas pautas (si comemos bien y hacemos deporte no enfermaremos, si estudiamos encontraremos pronto trabajo, si eres un emprendedor decidido y trabajas duro en unos años tendrás éxito y estabilidad económica, etc.), todo irá rodado. 

Pero la realidad es que NO TENEMOS EL CONTROL sobre lo que nos ocurre. La buena noticia que sí podemos decidir cómo lo afrontamos. La clave está en nuestra flexibilidad para adaptarnos a los cambios, y afrontarlos con una actitud positiva y perseverante.

Como dicen por ahí, no podemos elegir la música que nos pone la vida, pero si como bailarla. Así que quiero compartir con vosotros/as mis 3 pasos básicos de baile para afrontar las adversidades: 

Primer paso: “Danzar por la vida flexiblemente”. Tenéis que adaptaros a los imprevistos y adversidades que os surjan por el camino, en lugar de centraros en lo negativo, centraros en las soluciones y posibilidades.

Segundo paso: “Nunca RENDIRSE aunque la coreografía se complique”, si necesitáis  descansar, descansad, reflexionad, pero después poned vuestra mejor sonrisa a la vida, y seguid LUCHANDO.

Tercer paso: “Nunca perder el ritmo”, siempre tened presente lo que de verdad importa: la salud, la familia, los amigos, la ilusión, y en general las ganas de VIVIR,... Pues en realidad el único problema que no podremos resolver en la vida es nuestra  propia muerte, así que no dejéis que el miedo os paralice. Si la vida os da limones, haced limonada. 

Por mi parte, blindada con el amor de mi familia, amigos y conocidos, ya he puesto la música a tope, y todos los días danzo a ritmo de mi un dos tres, un dos tres.

2 comentarios:

  1. Un abrazo muy fuerte. Tu post es el de ina mujer fuerte y valente.
    Te admiramos !!! Eres un ejemplo de lucha y actitud para muchas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestras palabras Oncovital.

      Eliminar

Le informamos que los datos facilitados por Ud., incluyendo la dirección IP del equipo desde el que accede, serán incluidos en un fichero cuya titularidad es Lazos contra el cáncer.

El usuario al mandar su comentario, declara haber leído y aceptar sin condiciones la política de privacidad, que se encuentra en www.lazoscontraelcancer.com/p/politica-de-privacidad.html, lo que implica el consentimiento expreso e inequívoco a la transferencia que de sus datos personales se pudiese realizar a prestadores de servicios ubicados en los Estados Unidos (E.E.U.U.), y que quizás no alcancen el nivel adecuado de protección de datos según la normativa europea.