jueves, 20 de septiembre de 2012

Un grupo de trabajo evaluará la calidad de los servicios de oncología de los hospitales españoles

JANO.es · 18 Septiembre 2012 17:57

La iniciativa, promovida por la Fundación ECO, se centrará en los tres cánceres más comunes: pulmón, mama y colon.

La Fundación ECO, una plataforma formada por 24 jefes de servicio de oncología de los principales hospitales españoles, ha anunciado la creación de un grupo de trabajo con el que se pretende medir la calidad de la asistencia que se presta en España en esta especialidad médica.

Los integrantes del Grupo Impulsor de Calidad Asistencial, que definirá los criterios que habrán de servir de guía al resto de la profesión, son los doctores Carlos Camps, Eduardo Díaz Rubio, Enrique Aranda, Ana Lluch, Antonio Antón, Pilar Garrido, Alfredo Carrato y Guillermo López Vivancos.

"Estamos desarrollando una investigación que permita consensuar métodos y modelos para medir y promover una mayor calidad en la asistencia que se presta a los servicios de oncología médica, haciendo énfasis en la atención a los pacientes afectos de cáncer de pulmón, mama y colon", ha explicado al respecto el presidente de ECO, el Dr. Carlos Camps.

En concreto, esta investigación analizará las estructuras de los servicios de oncología en España, el proceso asistencial que se presta a los pacientes oncológicos y los resultados clínicos obtenidos en los centros hospitalarios.

"De este análisis se derivarán una serie de criterios que nos permitirán establecer las condiciones que debe seguir la práctica clínica para ser considerada de calidad. El objetivo es promover la difusión entre la comunidad médica de estos criterios y fomentar su aplicación, con lo que conseguiríamos reducir la variabilidad de la práctica clínica y mejorar la asistencia al paciente con cáncer", ha agregado este experto.

En una primera fase, se identificarán los estándares de calidad de los tres tumores más prevalentes: mama, colorrectal y pulmón.

Los doctores Alfredo Carrato, jefe de Oncología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, y Enrique Aranda, jefe de Oncología Médica del Hospital Reina Sofía de Córdoba, encabezarán el grupo encargado del cáncer colorrectal.

En mama serán la doctora Ana Lluch, jefa de Oncología del Hospital Clínico de Valencia, y el doctor Antonio Antón, jefe de servicio del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, quienes coordinarán el estudio.

En lo tocante al cáncer de pulmón, la coordinación estará a cargo la doctora Pilar Garrido, miembro del servicio de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, y el doctor Guillermo López Vivancos, jefe de Oncología del Hospital Cruces de Baracaldo.

Los doctores Carlos Camps y Eduardo Díaz Rubio, jefes de los servicios de Oncología de los Hospitales General de Valencia y San Carlos de Madrid, respectivamente, formarán el Comité de Dirección.

La Fundación recogerá los resultados del grupo de trabajo en una 'Guía de Aplicación de los Criterios de Calidad Asistencial ECO', que será presentada en 2013 y distribuida a todos los servicios de oncología españoles.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

El Vall d'Hebron lidera un estudio internacional sobre la variedad más agresiva de cáncer de mama

JANO.es · 19 Septiembre 2012 12:33

El objetivo es comprobar si BKM120, un fármaco inhibidor de la vía PI3K, funciona en estas pacientes e identificar qué otros tumores responderían al tratamiento.

La Unidad de Cáncer de Mama de Vall d’Hebron, el Vall d’Hebron Institut d’Oncologia (VHIO) y SOLTI, grupo académico de investigación en cáncer de mama, lideran un estudio multicéntrico internacional que pretende explorar si BKM120, un fármaco inhibidor de la vía PI3K (fosfatidilinositol kinasa), puede ser un tratamiento eficaz contra el cáncer de mama triple negativo, la variedad más agresiva de esta clase de tumor.

Actualmente se sabe que el cáncer de mama puede clasificarse en diferentes subtipos que varían en pronóstico y respuesta al tratamiento. Esta clasificación se basa, fundamentalmente, en la presencia de receptores hormonales (estrógeno y progesterona) y del receptor de HER2, lo que ha llevado, en la práctica clínica, al desarrollo de tratamientos cada vez más selectivos y óptimos para las pacientes. Los avances en el tratamiento del cáncer de mama mediante el uso de nuevos fármacos junto con la implementación de programas de screening poblacional, han contribuido, en los últimos años, a reducir la mortalidad por esta causa.

El cáncer de mama triple negativo es el que se define por la ausencia de expresión de receptores hormonales y HER2, y constituye la variedad más agresiva del tumor. Suele aparecer en pacientes jóvenes y con pocas opciones terapéuticas más allá de la quimioterapia o los agentes antiangiogénicos. El estudio que liderarán estas instituciones pretende comprobar si BKM120 funcionará en estas pacientes e identificar, mediante biomarcadores en sangre o en el tumor, qué otros tumores responderían al tratamiento.

La iniciativa se enmarca en la beca concedida por Stand Up to Cancer (SU2C), una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo prestar apoyo a la investigación traslacional en cáncer. Para ello, fomenta la creación de equipos multidisciplinarios, en lo que la propia organización da en llamar 'dream teams'. Cada 'dream team' está integrado por los principales expertos en determinados tipos de tumor y recibe financiación para desarrollar sus proyectos en un plazo de tres años.

El equipo del Dr. José Baselga, del VHIO, es uno de los 'dream teams' seleccionados por el SU2C para el estudio de l fármaco BKM120, donde colaboran, asimismo, la Unidad de Cáncer de Mama y la Unidad de Investigación de Terapia Molecular del Cáncer - La Caixa del VHIO, dirigidas respectivamente por el Dr. Javier Cortés y el Dr Jordi Rodón, y la red de centros españoles de SOLTI.

La Unidad de Investigación en Terapia Molecular y la Unidad de Cáncer de Mama llevan ya cuatro años investigando un amplio abanico de inhibidores de la vía PI3K. Recientemente, han presentado un estudio en el congreso de la American Society of Clinical Oncology (ASCO) sobre la actividad de estos fármacos en pacientes afectadas por cáncer de mama, en monoterapia o en combinación con otros tratamientos. “El trabajo, que recoge datos de la mayor muestra de pacientes conseguida hasta el momento, presenta resultados esperanzadores en cuanto a tiempo de control de la enfermedad en pacientes metastásicas”, explica la Dra. Cristina Saura, coordinadora del estudio en España y miembro de SOLTI.

Innovación en los tratamientos de cáncer de mama

La vía de la PI3K regula el crecimiento, proliferación y supervivencia celular. La aparición de alteraciones en la vía es frecuente y parece contribuir al desarrollo de ciertos tipos de cáncer femeninos, como el de mama, ovario, útero y endometrio. Estas alteraciones también se relacionan con mecanismos de resistencia a diversos tratamientos convencionales (quimioterapia, tratamiento hormonal o trastuzumab).

El estudio, ya en marcha, consiste en un ensayo fase II con un inhibidor específico de PI3K –la molécula BKM120- que pretende determinar la actividad clínica de la molécula en pacientes con cáncer de mama triple negativo metastásico con enfermedad avanzada y en progresión tras el tratamiento con quimioterapia.

Una de las novedades de este proyecto es el hecho de estar específicamente diseñado para determinar, mediante el análisis de los perfiles genéticos de las pacientes, si hay un subgrupo de pacientes identificable que responda especialmente a este tratamiento. “El análisis de los perfiles genéticos de las pacientes que responden y las que no, servirá para entender el porqué de esta respuesta, gracias a la tecnología y conocimiento especializado presente tan solo en este Dream Team y que le aportan un valor único”, explica el Dr. Rodón, jefe de la UITM e investigador principal de este estudio a nivel internacional.

Los centros españoles que participan en el ensayo BKM120 son el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, el Instituto Valenciano de Oncología, el Hospital Clínico Universitario de Valencia y el Hospital 12 de Octubre de Madrid. Está prevista la participación de tres centros norteamericanos: Dana-Farber Cancer Institute, el Beth Israel Deaconess Medical Center y el Dana-Farber at Faulkner Hospital, los tres con sede en Boston.

lunes, 3 de septiembre de 2012

Fin de las vacaciones




Esperamos que hayáis pasado unas buenas vacaciones, y si necesitáis un aliciente para mantener una dieta saludable y hacer ejercicio os dejamos con un estudio publicado en la revista Jano de fecha 27 de agosto de 2012.


El sobrepeso aumenta el riesgo de recurrencia del cáncer de mama más común


Un estudio muestra que la grasa adicional aumenta el riesgo de que el tumor se reproduzca.

El sobrepeso está vinculado a un mayor riesgo de recurrencia del tipo más común de cáncer de mama, a pesar del tratamiento óptimo del cáncer, según un estudio publicado en Cancer, la revista de la Sociedad Americana del Cáncer. Los resultados del trabajo sugieren que la grasa corporal adicional provoca cambios hormonales e inflamación, que pueden ocasionar que el cáncer de mama se extienda y se reproduzca, a pesar del tratamiento.

En este estudio, Joseph Sparano, del Colegio Médico Albert Einstein del Centro Médico Montefiore, en Nueva York, y sus colaboradores, compararon a un grupo de mujeres obesas y con sobrepeso con uno de mujeres de peso normal, todas ellas con cáncer de mama en estadio I-III. Los ensayos excluyeron a pacientes con otros problemas de salud significativos.

Los investigadores observaron que el índice de masa corporal creciente aumentó significativamente el riesgo de recurrencia del cáncer y la muerte, a pesar de la administración de un tratamiento óptimo, incluyendo la quimioterapia y la terapia hormonal. Hubo una relación gradual entre el aumento de la masa corporal y los malos resultados, pero ello se dio únicamente en las mujeres con cáncer de mama con receptores hormonales positivos, el tipo más común de cáncer de mama, que representa aproximadamente dos tercios de todos los casos de cáncer de mama.

"Hemos descubierto que la obesidad en el momento del diagnóstico de cáncer de mama se asocia con un riesgo un 30% más alto de recidiva, y un riesgo un 50% mayor de muerte, a pesar del tratamiento", afirma Sparano, quien, asimismo, apunta que "las estrategias de tratamiento dirigidas a interferir con los cambios hormonales y la inflamación que causa la obesidad pueden ayudar a reducir el riesgo de recurrencia".