jueves, 31 de mayo de 2012

El seguimiento tras la terapia, principal necesidad de los supervivientes de cáncer

Carla Nieto. Madrid · 30 Mayo 2012 15:45

Un estudio del GEPAC muestra que el 61% de los pacientes que han superado un cáncer tiene miedo a una recaída y el 53% asegura padecer angustia y preocupación. 

El próximo 3 de junio se va a celebrar por primera vez en España el Día Nacional del Superviviente de Cáncer, una iniciativa del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), con el apoyo de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) y el Foro Español de Pacientes (FEP). Con este motivo, se han presentado los resultados del “Informe sobre las necesidades de los supervivientes de cáncer”.

“Actualmente hay en España un millón y medio de personas que han sobrevivido al cáncer. Afortunadamente, cuando hablamos de estos pacientes ya no hablamos sólo en términos de años de supervivencia sino también de calidad de vida. Se trata de personas que pueden estar libres de la enfermedad pero que arrastran secuelas psicológicas, físicas, anímicas, laborales…. El objetivo de este estudio fue detectar, mediante una encuesta on-line, las necesidades no cubiertas de estas personas. Es la primera vez que se lleva a cabo en España una encuesta de este tipo”, explicó la psicooncóloga Emilia Arrighi.

En esta investigación han participado un total de 2.067 personas, en su mayoría mujeres menores de 64 años, la mitad de las cuales habían padecido un cáncer hematológico mientras que un 16% estaban afectadas de cáncer de mama. En el 80% de los casos habían pasado entre 1 y 5 años desde la finalización del tratamiento.

“Entre las evidencias más importantes que ha arrojado esta investigación está que el 61% de los encuestados afirmó tener miedo a la recaída y el 53% aseguró padecer angustia y preocupación. Un 20% declaró haber tenido problemas con su pareja durante o tras el tratamiento, mientras que un 30% reconoció que su vida social había disminuido notablemente”, señaló la psicooncóloga.

Otros datos interesantes reflejados en el estudio es que, a nivel laboral y económico, 3 de cada 10 supervivientes se han sentido discriminados o perjudicados en el trabajo a causa de su enfermedad, y el 20% ha perdido su empleo o ha tenido problemas en su reincorporación laboral.

La principal conclusión de la situación reflejada en esta encuesta es la necesidad de que estos pacientes cuenten con un plan de seguimiento en esta fase posterior al tratamiento. “Preferiblemente, debería tratarse de un documento escrito que resuma el itinerario asistencial que deben seguir estos pacientes y que sea fácil de entender por éstos”, comentó Emilia Arrighi.

“Estamos detectando que estos largos supervivientes tienen una serie de problemas psíquicos, emocionales y laborales, por lo que desde SEOM, nuestro objetivo es hacer un plan estratégico para determinar cómo hay que hacer el seguimiento de estos pacientes y quien debe hacer ese seguimiento. Con esta intención estamos elaborando actualmente un proyecto que tenemos previsto presentar próximamente·, señaló el doctor Juan Jesús Cruz, presidente de SEOM.

Un coste psicológico 'importante'

Por su parte, el doctor Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes (FEP), comentó, desde su doble perspectiva de especialista y paciente, que “el hecho de ser superviviente supone, por un lado, celebrar el éxito de la medicina al respecto, pero también implica enfrentarse a un coste psicológico muy importante; es una enfermedad que desgasta mucho. Es cierto que los nuevos tratamientos son más efectivos y aumentan la calidad de vida, pero también abren muchas incógnitas respecto a sus consecuencias clínicas, sobre todo en lo que respecta a los efectos cardiovasculares”.

Para el doctor Jovell, la celebración por primera vez en España del Día Nacional del Superviviente del Cáncer tiene como objetivo situar “al otro” en la posición de estos enfermos, “concienciarles de que se trata de una enfermedad con síntomas clínicos y alteraciones emocionales que afectan tanto a los pacientes como a sus familiares, tal y como refleja la encuesta. Estas consecuencias familiares no son lo suficientemente tenidas en cuentas por las políticas existentes respecto al cáncer. Así mismo, habría que adoptar medidas para acabar con el estigma social que sigue rodeando a la enfermedad, más que nada porque es algo que nos puede tocar a todos. También sería importante la implantación de un Teléfono de Atención 24 horas y de un plan de cuidados. El principal deseo que tienen estos pacientes es normalizar su vida y que el cáncer interfiera lo mínimo en su día a día, y este es un esfuerzo que hay que hacer entre todos”.

miércoles, 16 de mayo de 2012

El 16% de los casos de cáncer en todo el mundo están provocados por una infección

JANO.es  09 Mayo 2012 11:17

La OMS llama a prevenir los tumores relacionados con procesos infecciodos, especialmente los causados por la bacteria 'Helicobacter pylori' y los virus del papiloma, de la hepatitis B y de la C.

Helicobacter pylori' visto al microscopio electrónico. / Yutaka Tsutsumi


El 16% de los casos de cáncer en todo el mundo podrían haberse evitado, ya que tenían un detonante infeccioso, según revela un estudio internacional publicado en The Lancet Oncology, que señala además que la incidencia en países en vías de desarrollo es del triple (22,9%) que en los desarrollados (7,4%).

"La prevención tiene sentido a todos los niveles, tanto de salud pública como de economía", ha advertido la autora principal del estudio, Catherine de Martel, que trabaja para la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta experta ha recordado que un cáncer puede originarse por un agente carcinógeno o infeccioso. Por tanto, ha insistido en que muchos cánceres relacionados con infecciones se pueden prevenir, especialmente los asociados con la bacteria Helicobacter pylori y los virus del papiloma, de la hepatitis B y de la C.

En general, los expertos consideran que estas cuatro infecciones están relacionadas con 1,9 millones de casos de cáncer, la mayoría de hígado, estómago y cuello uterino.

Por otra parte, los resultados subrayan las importantes diferencias que existen entre países en vías de desarrollo y desarrollados. Así, desde la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la OMS hacen hincapié en "la creciente incidencia del cáncer en los países en desarrollo, a la que, inevitablemente, seguirá una demanda creciente en costosos métodos de diagnóstico y tratamiento".

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores supervisaron datos de incidencia, mortalidad y prevalencia de 27 tipos de cáncer del proyecto GLOBOCAN de la OMS en 184 países.


martes, 15 de mayo de 2012

Casi el 30% de las mujeres españolas entre 18 y 25 años están infectadas por el virus del papiloma humano

JANO.es  03 Mayo 2012 11:41

Los resultados del primer estudio epidemiológico a gran escala realizado en España muestran una prevalencia muy superior a la prevista.




Unos dos millones de mujeres están infectadas por el virus del papiloma humano (VPH) en España, lo que representa el 14% de la población femenina, y los casos de infección van en aumento entre las menores de 25 años, ya que cada vez se inician antes en el sexo y tienen más relaciones sexuales.

Éstas son las conclusiones del primer estudio epidemiológico a gran escala realizado en España, que ha llevado a cabo el Instituto Catalán de Oncología (ICO) a partir de los análisis a más de 3.200 mujeres de entre 18 y 65 años.

La prevalencia del virus del papiloma humano es del 14% en la población femenina, si bien alcanza el 29% en la franja de edad de 18 a 25 años; y el 84% de los genotipos de virus detectados eran de alto riesgo y potencialmente cancerígenos.

Según los autores del estudio, el VPH es mucho más frecuente de lo que se pensaba hasta ahora, y su elevada presencia entre las mujeres jóvenes se explica "por los cambios acentuados que se detectan en la conducta sexual, con un inicio precoz de las relaciones sexuales y un elevado número de parejas", ha explicado el jefe de la unidad de Infecciones y Cáncer del ICO, Xavier Castellsagué.

La media de edad de la primera relación sexual ha pasado de 22,7 en mujeres de 56 a 65 años a 16,9 en mujeres de 18 a 25 años, y el porcentaje de mujeres que han tenido de dos a cuatro parejas a lo largo de la vida es del 45% en las jóvenes por el 16% en las mayores.

Ante estos datos, el responsable del programa de investigación en cáncer del ICO, Xavier Bosch, ha hecho hincapié en la necesidad de vacunar a las niñas contra el virus del papiloma humano, ya que la vacuna "es segura y extraordinaria para prevenir un cáncer".

El virus del papiloma humano es la causa del cáncer de cuello de útero y está presente en el 80% de los tumores de ano y de vagina, en el 40% de los de vulva y pene, y en el 23% de los de faringe.

lunes, 14 de mayo de 2012

"Los cánceres se deben al mal funcionamiento de nuestros genes"


 Madrid 13 MAY 2012 - 21:16 CET
El País


Mariano Barbacid, madrileño de 62 años, investigador del cáncer de gran prestigio internacional, destaca en los primerísimos puestos de la lista de científicos que mide el impacto de los trabajos de cada cual. Tras una brillante carrera en Estados Unidos, donde descubrió en 1982 el primer oncogén humano —un gen mutado que provoca cáncer—, dejó la vicepresidencia del área de oncología de los laboratorios Bristol-Myers y regresó a España —fue el cerebro recuperado más brillante de la época— para poner en marcha en Madrid el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), que dirigió hasta hace un año. Ahora sigue volcado en su investigación, que en ningún momento ha dejado de lado. Preciso en sus respuestas, sagaz y directo al exponer sus ideas, claro en la ciencia, Barbacid recalca que la investigación básica en oncología no es garantía de una curación de los cánceres mañana, pero sin la ciencia no habrá nuevas ni mejores terapias.


En su laboratorio, con 18 personas, Barbacid trabaja con ratones que desarrollan tumores como los humanos para buscar dianas de posibles fármacos. Dirige un equipo potente que cuenta con fondos de ocho programas de investigación, entre europeos, nacionales y de la Comunidad de Madrid. Desde ahora, además, recibe financiación de la Fundación de Investigación Axa a través de una de las cuatro cátedras permanentes que esta institución concede en Europa. Y acaban de nombrarle miembro de la Academia Nacional de Ciencias de EE UU, el quinto español que lo consigue.


Pregunta. ¿Por qué se resiste el cáncer tan obstinadamente a los tratamientos? ¿Podría encontrarse algún un día un remedio como los antibióticos lo fueron para las infecciones?


Respuesta. No es comparable. Hay que entender que en el cáncer las mutaciones que provocan los tumores están dentro de nosotros mismos, no es algo que nos venga de fuera, no es un agente externo (con alguna excepción, como el virus del papiloma en el cáncer de cérvix y algún otro caso). La inmensa mayoría de los cánceres se deben al mal funcionamiento de nuestros propios genes. Por eso es tan difícil bloquearlo. Tenemos que tratar de inhibir un proceso que es esencial para la vida pero que ha empezado a funcionar de forma anormal. Es muy difícil conseguir que un inhibidor bloquee la proteína mutada y no la normal. Además, estamos descubriendo que los tumores tienen muchas más mutaciones de lo que creíamos.


P. ¿Se llegará a controlar la enfermedad?


R. El cáncer ya se controla, el problema es que englobamos más de 100 enfermedades distintas en un concepto único: cáncer. Es un error. Hay que referirse a los cánceres con nombre y apellido porque, si no, es como anunciar por megafonía en un estadio de fútbol que se presente José, saldrían miles de personas. No debemos hablar de cáncer sino de cáncer de mama o de cáncer de pulmón o de cáncer de próstata.


"Buscamos , en modelos animales, nuevas estrategias terapéuticas"
P. ¿Son tan distintos?


"Creamos en ratones tumores indistinguibles de los humanos"
R. Completamente distintos. Por ejemplo, en linfomas y cánceres hormonales, la supervivencia está en el 80%. ¿Cuántas personas conoce que han sufrido cáncer de mama? A lo mejor han sufrido una mastectomía, tratamientos duros..., pero sobreviven y pueden llevar una vida normal. Ahora bien, si hablamos de cáncer de páncreas, incluso de algunos tipos de cáncer de pulmón... es al revés. Hay tumores con los que, si no se detectan a tiempo, la supervivencia a cinco años es mínima.


P. En todos los casos el proceso es el mismo: un grupo de células que empiezan a crecer sin parar.


R. Sí. Empiezan a crecer de forma desordenada. Luego cada caso depende de las mutaciones que se vayan acumulando y del tipo de células en que ocurren esas mutaciones.


P. ¿En qué está investigando ahora Mariano Barbacid?


R. Lo que estamos haciendo... Según los últimos estudios de ultrasecuenciación se ha descubierto que los tumores sólidos, aquellos que aún hemos de vencer, tienen alteradas al menos una decena de funciones básicas de la célula. No sabemos aún si todas ellas juegan un papel esencial en el desarrollo tumoral, pero sería ingenuo pensar que solo bloqueando dos o tres va a ser posible erradicarlo. Es muy posible que haya que bloquear seis, ocho o quizás todas ellas. Esto es hoy en día imposible hacerlo en la práctica clínica, en parte por la acumulación de toxicidades y en parte porque para encontrar combinaciones adecuadas de cinco o más inhibidores harían falta una cantidad impensable de ensayos clínicos.


P. ¿Y cuál es su enfoque?


"Me preocupa que no se hacen las reformas que el sistema necesita"
R. Para intentar ayudar a resolver este problema investigamos con modelos de laboratorio. Gracias a la manipulación genética es posible diseñar estirpes de ratones que lleven exactamente las mismas mutaciones existentes en los tumores humanos y hacer que se expresen en los mismos tipos de células. De esta forma, hemos conseguido reproducir en ratones tumores de pulmón y de páncreas que incluso patólogos con gran experiencia no han podido diferenciar de los tumores humanos.


El objetivo es utilizar estos modelos animales para descubrir estrategias terapéuticas en estos modelos animales que puedan ser directamente aplicadas en ensayos clínicos.


P. Pero hace tiempo que se usan los ratones como modelo de cáncer.


R. Sí, pero lo que se ha venido haciendo es implantar células tumorales humanas a ratones de forma muy artificial. De hecho, se ha dicho que el cáncer en ratones se ha curado muchas veces. Pero nadie lo ha conseguido en los tumores que aparecen de las estirpes genéticamente modificadas que le mencionaba antes. Como anécdota le diré que un investigador del MIT [Massachusetts Institute of Technology] ha ofrecido 10.000 dólares de su bolsillo al primero que lo consiga. Aún estamos intentándolo.


P. ¿Con qué tumores trabaja?


R. Con adenocarcinomas de pulmón de célula no pequeña y adenocarcinoma de páncreas, ambos inducidos por el oncogen K-Ras. Estos tumores son, junto con el glioblastoma multiforme, los que tienen peores índices de supervivencia.


P. ¿Y con la nueva financiación de la cátedra de Axa, qué va a hacer?


R. En primer lugar, me gustaría felicitar a Axa por introducir en Europa este modelo de financiación que tan buenos resultados ha dado en EE UU. El dinero, en este caso dos millones de euros, se dona al centro y el investigador utiliza los réditos que genera esta cantidad. Es una lástima que no haya más iniciativas como esta en Europa. Yo voy a usar esta financiación para montar una unidad de ensayos clínicos en ratones. Es decir, vamos a tratar a los ratones que he mencionado antes de la misma forma que los pacientes enrolados en un ensayo clínico. Primero inducimos el tumor en los ratones y luego los tratamos individualmente con las terapias que le he mencionado con la esperanza de que estos resultados puedan ser trasladados a ensayos clínicos con personas en el menor plazo de tiempo posible.


"A mi edad, no me resulta atractivo volver a irme de España"
P. Usted es bioquímico, ¿por qué eligió investigar en cáncer?


R. Por el reto, no hay ninguna razón personal. Es difícil y me interesó desde el principio. Estudié en España, hice aquí la tesis, aprendí a investigar con David Vázquez y luego me fui de posdoctoral a EE UU, ya para formarme en un laboratorio puntero en oncología molecular. Me fui en 1974 y regresé en 1998.


P. ¿Ha cambiado mucho la investigación del cáncer en casi cuatro décadas?


R. Sí, ha cambiado muchísimo tecnológicamente y en el conocimiento que tenemos. Por ejemplo, en 1982 descubrimos el primer oncogén humano y hoy se conocen más de 500. Pero creo que lo que más ha cambiado son las nuevas terapias, sobre todo en la última década, con los nuevos fármacos selectivos dirigidos a algunas dianas moleculares.


Hoy en día es esencial conocer no solo el tipo de tumor, sino las mutaciones que lo han originado, porque dependiendo de ello los pacientes pueden beneficiarse, o no, de estas nuevas terapias que poco a poco van llegando a los hospitales.


P. Usted regresó a España para poner en marcha el CNIO y el centro se ha convertido en el de mayor nivel científico en España, con 300 proyectos de investigación y más de 500 personas trabajando. ¿Cuál es el truco?


R. El de mayor nivel no solo en España... Estamos entre los 10 primeros centros de investigación del mundo en biomedicina. El truco es muy sencillo: única y exclusivamente el modelo de gestión. Lo primero es tener una financiación finalista, es decir, dado que somos una fundación pública, podemos decidir cómo gestionamos nuestros fondos. Lo segundo es que el personal no es funcionarial, sino contratado y sometido a continuas evaluaciones. Con estos dos trucos y mucho trabajo se puede lograr. Quiero resaltar que a pesar de ciertas leyendas urbanas el CNIO, al menos en 2009, recibía la misma subvención por investigador que el CSIC en su conjunto, unos 40.000 euros anuales.


P. ¿La evaluación de la calidad es esencial en la ciencia?


R. Por supuesto. No todo el que quiere ser científico puede llegar a serlo y, menos aún, si quiere dirigir su propio grupo. No todo el mundo que acaba la tesis doctoral tiene las cualidades necesarias para ser científico. Hay que entender que la investigación es una actividad muy selectiva sobre todo si hablamos de centros de élite.


P. Aunque ya no sea usted el director, ¿está sufriendo el CNIO por los recortes en I+D?


R. No por el momento, pero me preocupa el futuro. En este momento el CNIO ha entrado en una deriva presupuestaria... Hace un año, cuando dejé la dirección, el CNIO tenía 40 millones de euros en el banco, lo que nos habría de permitir capear la crisis mucho mejor que otros centros. Desgraciadamente, a finales de este año esta cantidad se habrá reducido a 23 millones, es decir, casi a la mitad. Confío en que, con el apoyo del ministerio y de la gerencia del centro, sea posible revertir esta deriva. De otra forma, el CNIO se quedará sin los recursos necesarios para mantener los niveles actuales de actividad en 2015... pero ahora no estoy tan seguro. Espero que esto se solucione porque ya a mi edad, la verdad, pensar en tener que volver a irme de España no me resulta nada atractivo.


P. ¿Y la situación de la I+D en España en general?


R. De los recortes no creo pueda añadir más de lo que ya se ha dicho, pero quiero recalcar que me preocupa que no se están haciendo las reformas que el sistema necesita. La exministra Garmendia nos repitió ad náuseam que éramos el noveno país del mundo por número de publicaciones, es decir, por cantidad, pero lo que siempre se callaba es que por índice de impacto, es decir, por calidad, estamos —dependiendo de los indicadores— en el puesto 23 o 27. Cuando la cantidad supera a la calidad, y de esta forma tan notoria, está claro que no se están aprovechando los recursos como deberíamos.

viernes, 4 de mayo de 2012

Investigadores vascos desarrollan una terapia de sondas magnéticas contra el cáncer de colon

JANO.es · 23 Abril 2012 10:19

Una investigación conjunta del Hospital de Galdakao y de la UPV alumbra una técnica para el diagnóstico y tratamiento de la metástasis del cáncer de colon basada en nanopartículas depositadas en los tejidos tumorales.

Una investigación conjunta del Hospital de Galdakao y de la Universidad del Pais Vasco UPV/EHU desarrolla una técnica para el diagnóstico y tratamiento de la metástasis del cáncer de colon, a través de nanopartículas depositadas en los tejidos tumorales.

“Estamos desarrollando unas sustancias con una doble utilidad: el diagnóstico por Resonancia Magnética o Tomografía Computada de las metástasis hepáticas del cáncer de colon y la destrucción selectiva del tejido cancerígeno”, señala el Dr. José Javier Echevarria, coordinador de la investigación.

El fluido magnético obtenido se deposita por vía intraarterial en el tejido tumoral y se activan las nanopartículas mediante radiofrecuencia; éstas se calientan y provocan hipertermia y necrosis coagulativa en los tejidos.

La técnica ha sido probada con resultados prometedores en ratas y ha obtenido varios premios nacionales e internacionales, como el ‘Scientific Exhibition Award’ en el European Congress of Radiology o el premio a la mejor comunicación del último Congreso de la Sociedad Española de Investigaciones Quirúrgicas.

Una técnica para diagnosticar y tratar las metástasis del cáncer de colon a través de nanopartículas. Es lo que llevan desarrollando desde hace seis años un grupo de investigadores formado por facultativos de los Servicios de Radiología y de Anatomía Patológica del Hospital de Galdakao, médicos de Osatek, profesores de las facultades de Medicina y de Ciencias de la Universidad del País Vasco UPV/EHU e investigadores del centro tecnológico Joxe Mari Korta

Todos ellos trabajan en el desarrollo de agentes teranósticos (uso terapéutico y diagnóstico) de aplicación en la patología metastásica hepática del cáncer de colon. “El objetivo es obtener unas sustancias con una doble utilidad: diagnóstico por Resonancia Magnética o Tomografía Computada de metástasis hepáticas de cáncer de colon, y destrucción selectiva del tejido tumoral mediante termocoagulación”, explica el Dr. José Javier Echevarria, responsable de la unidad de Radiología Experimental del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital de Galdakao, y coordinador del proyecto.

Lo que este equipo viene realizando es la producción y estudio de diferentes tipos de nanopartículas magnéticas de magnetita, funcionalizadas con diferentes tipos de sustancias (denominadas nanocomplejos), que se depositan en el tejido tumoral. “Estos nanocomplejos, al ser sometidos a un sistema externo inductor de radiofrecuencia, se activan y generan calor; al alcanzar una determinada temperatura, provocan hipertermia y necrosis coagulativa de los tejidos tumorales donde están depositados”, apunta Echevarria.

La línea de investigación desarrollada en Galdakao y la UPV/EHU durante este periodo ha sido ya reconocida nacional e internacionalmente, y ha tenido eco en la revista International Journal of Nanomedicine y Radiología. Además, ha logrado numerosos premios, entre los que destaca el premio a la Mejor Comunicación Póster en el XVII Congreso SEIQ (Sociedad Española de Investigaciones Quirúrgicas), que es el más reciente.

miércoles, 2 de mayo de 2012

El avance en las técnicas citogenéticas permitirá identificar los casos más agresivos de cáncer de sangre

JANO.es · 24 Abril 2012 16:34
Los hematólogos recuerdan que, a pesar de los importantes progresos que se han venido produciendo en el desarrollo de estas técnicas, todavía hay casos de neoplasias hematológicas que no presentan ninguna alteración citogenética reconocible.
El avance en las técnicas citogenéticas -campo de la genética que comprende el estudio de los cromosomas- permitirá identificar los casos más agresivos de cáncer de sangre. Ésta es la principal conclusión del IV Simposio Nacional del Grupo Cooperativo Español de Citogenética Hematológica (GCRCGH), celebrado en Toledo.

Gracias a esta disciplina, "muchas de estas hemopatías malignas han pasado de ser clasificadas por sus características morfológicas a serlo en función de las alteraciones genéticas que presentan", ha explicado la coordinadora del Grupo Cooperativo Español de Citogenética Hematológica (GCECGH), la doctora Blanca Espinet, de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH).

No obstante, y a pesar de los importantes avances que se han venido produciendo en el desarrollo de estas técnicas, "todavía hay casos de neoplasias hematológicas que no presentan ninguna alteración citogenética reconocible", ha señalado Espinet.

"Es por ello que se están desarrollando nuevas tecnologías, como la secuenciación masiva, que permite descifrar el genoma humano completo", ha precisado. Asimismo, el avance en el conocimiento de los distintos tipos de alteraciones genéticas asociadas a neoplasias hematológicas "permitirá identificar a aquellos pacientes que se van a comportar de forma más agresiva para ajustarles el tratamiento".

En general, esta experta ha asegurado que el "mejor" conocimiento de los mecanismos genéticos y moleculares implicados en el desarrollo del cáncer de la sangre contribuirá al diseño de fármacos dirigidos y "más efectivos" para combatir estas enfermedades.

martes, 1 de mayo de 2012

El CNIO abre su primera línea de investigación en tumores cerebrales

JANO.es · 24 Abril 2012 14:21

El proyecto, auspiciado por la Fundación Seve Ballesteros, se centrará en el estudio de los giliomas malignos y los meduloblastomas; concretamente, tratará de averiguar la razón por que unos pacientes responden al tratamiento convencional y otros no.
El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, iniciará en breve su primera línea de investigación en tumores del sistema nervioso central; concretamente, de los los tumores cerebrales más frecuentes en España, los gliomas malignos y los meduloblastomas, gracias al apoyo de la Fundación Seve Ballesteros, que destinará 500.000 euros a la financiación de este proyecto durante los próximos cinco años (100.000 euros anuales).
Así lo ha anunciado este martes la directora del centro, María Blasco, durante el acto de entrega de los fondos recaudados para tal fin gracias a un torneo de golf solidario en el que participaron más de 11.500 personas. Según ha explicado Blasco, en el CNIO no había un grupo de investigación centrado en estos tumores, "son muy difíciles de tratar". Este proyecto, ha añadido, pretende "entender por qué se producen estos tumores, buscar posibles talones de Aquiles que redunden en tratamientos más efectivos".

El proyecto será dirigido por el investigador Massimo Squatrito, que continuará en el CNIO con los avances logrados durante su estancia en el Memorial Sloan Kettering Hospital de Nueva York (Estados Unidos), donde se dedicó al estudio de las resistencias que muchos de estos pacientes presentan al tratamiento actual.

Los gliomas son uno de los tumores cerebrales más frecuentes en adultos, y en España se diagnostican cada año entre 6.000 y 8.000 nuevos casos cuyo pronóstico de curación es muy bajo. En lo que se refiere a los meduloblastomas, la prevalencia es menor (unos 800 casos anuales) y la esperanza de vida es mayor, ya que se curan casi la mitad de los afectados (en torno a un 40%).
En ambos casos, según ha explicado el director científico de la Fundación, Cristóbal Belda, lo que se pretende ver con este proyecto es "por qué hay pacientes que responden al tratamiento convencional y pacientes que no lo hacen", tras haberse observado que esto podría deberse a un problema en el sistema de reparación del ADN que, "si se consigue modular, permitirá que todos los pacientes respondan al tratamiento convencional".

"El objetivo es ver a quién hay que darle tratamiento y, en aquel al que no se le pueda dar porque sabemos que no va a funcionar, modificar la resistencia a través de nuevos fármacos que permitan tratar el tumor de otra manera", ha asegurado Belda. En este sentido, ha reconocido que "ya se han identificado bastantes dianas".

El objetivo del proyecto es incluir en los dos primeros años a entre 200 y 400 pacientes, si bien primeramente tratarán de aprovechar las muestras de estos tumores que están almacenadas en los biobancos. "La utilidad que queremos darle a la ciencia es clínica, apoyando al CNIO en su giro desde la investigación básica de élite para ponerla al servicio de los hospitales", ha explicado.

La importancia del mecenazgo
Durante el acto, Belda ha destacado la importancia de los proyectos de mecenazgo como éste, que, a su juicio, son "el tercer pilar de la financiación de la investigación en España". De hecho, según ha señalado, en los países de nuestro ya representa el 30% de la inversión en ciencia aunque. "Hay que crear un nuevo tejido científico en un momento en que las turbulencias nos dicen que los inversores extranjeros están huyendo de España. Hay que buscar un cambio de modelo", ha subrayado.
También se ha referido a ello la directora del CNIO, que ha destacado que "en momentos de crisis económica y recortes, la única manera que tiene el CNIO de traer talento de fuera va a ser a través de acciones de mecenazgo". A este respecto, Blasco ha avanzado que están trabajando "muy duro" para que el CNIO pueda crear una fundación que apoye el mecenazgo y "ayude a aquella gente sensible que quiera donar o apostar por la investigación en cáncer".